Román A. Vitali nace en Rosario en 1969. Estudia Psicología y Licenciatura en Bellas Artes. Realiza en el año 1995-96 clínicas de obras con el artista Jorge Gumier Maier.
En 1997-99 participa del programa de Becas para jóvenes artistas "Guillermo Kuitca" en el C. Cultural Borges. Bs. As. En 1999 obtiene el Subsidio a la creación artística de Fundación Antorchas, la beca a las artes plásticas del Fondo Nacional de las Artes y el premio Leonardo "Joven generación" otorgado por Museo Nacional de Bellas Artes. Bs. As .en el 2000, el premio Nacional en el Salón nacional de Rosario, Museo Castagnino, en 2001, el premio Bienal Nacional de Bahía Blanca. MAC. y menciones en Cultural Chandón y Premio Banco Nación. Ha expuesto sus trabajos en Casa de América. Madrid, en Malba. Bs. As. Museo J. B. Castagnino. Rosario. MAC. Bahía Blanca, Centro Cultural Ricardo Rojas. Bs. As. C.C. Recoleta. Bs. As. Galería Ruth Benzacar. Bs. As. Galería Fernando Pradilla. Madrid, entre otros.
Desde 1986 vive y trabaja en Rosario.
   
 
descargas    
  descargar portfolio  
  descargar CV  
   
volver al home
 
BLOG
FLICKR
FACEBOOK
 
 

Román Vitali trabaja con un cuerpo de preocupaciones y ocupaciones estéticas, regidas por la lógica de las “relaciones”. El repertorio de materiales se sintetiza en la utilización de cuentas de acrílico cubistamente facetadas hilvanadas a través de un sistema tejido rescatado de las manualidades de la década del 70. Las formas quedan sometidas a una densa rigurosidad geométrica, ya que funcionan como obsesivas traducciones de un primer cuerpo matemático.

Sus obras generan diálogos entre unidades que conforman un sistema, a su vez, este sistema entra en relación con otros sistemas ordenando una trama de hilos invisibles que articulan los silenciosos capítulos de una novela familiar.
Estos hilos, parecen no cortarse en cada nudo, brotan y se desplazan invisiblemente como puntos de fuga entramando las articulaciones de una escena melodramática.

El escenario se habita con diálogos absurdos con la historia del arte, con la estética de la década del 70, o bien se enreda en geométricos mundos vegetales. Intervenciones incómodas sobre la arquitectura.
Rayos, Luces, estrellas, flores. Tiernas y destellantes escenas domésticas. Dramáticos retratos de seres familiarmente extraños.